Mercados chinos y prima de riesgo

Se dice se comenta que ya toca escribir un post. Ha llegado el verano, tesis y curros y no nos ha dejado tiempo a la señorita Ipae y a mí ni para respirar, mucho menos para postear. Empezaré diciendo que este post no hablará de la prima de riesgo pero, como hoy en día no se puede hablar de mercados sin hablar de prima de riesgo, me parecía feo no ponerlo al menos en el titular. Los mercados de los que toca hoy hablar serán dos: El Mercado de la Seda (秀水街) y el Wuai (五爱).

El Mercado de la Seda es uno de los sitios más conocidos por los guiris que visitan Beijing. Consiste en un edificio (antiguamente una calle) donde puedes encontrar falsificaciones de todo tipo a precios ganga. Además tiene un ambiente la mar de divertido estando siempre lleno de guiris esperando ser timados y chinos ávidos de poderte decir “Amigo, amigo compla balato” pensando si te la van a clavar recta o torcida. Es un lugar donde los chinos tienen tenderetes con huecos rollo armario de Narnia donde, de repente, te sacan 200 prendas parecidas a las que estabas mirando. Parece mentira que haya ido 5-6 veces mínimo y que no haya hecho un vídeo, pero en cualquier caso youtube los tiene por mi.

Por cierto, cualquier vídeo explicativo sobre como regatear es una puta mierda que harías bien en marcar como spam. No hay regla fija, ni porcentaje de precio que metan sobre el original fijo, ni nada similar. Cada tienda es un mundo y cada objeto que compras otro. Lo único cierto es que te van a timar, eso si, cuando más duro seas menor será la timada. Volviendo a la descripción, ¿habéis acabado ya? bien, pues olvidad todo lo que he puesto antes. Todo lo que he puesto se corresponde al mercado hasta hace un año (o menos). Lo que existe hoy en día es el producto de una conversación del estilo…

-Chino 1: Oye, el Mercado de la Seda trae a muchísimos guiris cada día y sale en todas las guías ¿que podemos hacer para joderlo?
-Chino 2: Pues no se, ¿por que les atrae?
-Chino 1: Supongo que porque tiene pinta de barato, se ríen regateando y les mola el ambiente.
-Chino 2: Lo tengo! Convirtámoslo en un puto Corte Ingles.
-Chino 1: Si joder! Eres un genio!

Y así es como el mítico Mercado de la Seda se convierte en esto:

Ese vídeo está grabado un viernes con lo que debería de estar hasta los topes de gente. Supongo que esos puestos de cristal tan chic les ha debido de hacer un hijo de madera a los comerciantes porque ni se molestan en salir a vender cuando antes eran un acoso continuo. Eso y que los precios que te soltaban multiplicaban a los de hace un año por bastante (y eso que regateábamos en chino!). En definitiva, al tipo que pensó la remodelación hay que darle un premio a la cagada del año.

El segundo mercado del post, el Wuai, es el típico ejemplo chino de “Ostia, nos hemos pasado tres pueblos”. Para poner las bases diremos que es el mercado más grande de China, situado en mi ciudad actual Shenyang. El mercado más grande de España significa muy grande, el mercado más grande de Europa significa enorme, el mercado más grande de China es de la escala si-colapsa-crea-un-agujero-negro. Para que os hagáis una idea, para ir allí, dado que habían venido unos amigos a vernos, tuvimos que coger dos taxis. Al llegar, nos encontramos un centro comercial enorme de 6 plantas y llame a la señorita Ipae para ver donde estaban:

-Yo: Ya estamos en el Wuai
-Ipae: Y nosotros.
-Yo: En la puerta principal.
-Ipae: Y nosotros.
-Yo: Que raro. Ves el McDonald?
-Ipae: No.
-Yo: El Bank Of China.
-Ipae: No.
(10 minutos después)
-Yo: ¿Y la comisaría?
-Ipae: No.
-Yo: Tenemos un problema.

El problema que teníamos era que habíamos llegado con la mente cerrada. Íbamos pensando que el Wuai era un centro comercial cuando lo que realmente es…son 10 centros comerciales de 5-6 plantas cada uno.

plano wuai

Vamos, que ciudad no tiene un centro comercial de calcetines y ropa interior… Por supuesto, cada edificio no es pequeño precisamente.

foto wuai3

fotos wuai1

foto wuai4

Pero aquí no acaba la historia. Nosotros visitamos el lugar dos días y no vimos ni la décima parte. Por un lado por lo grande que era y por otro porque a nosotros nos va el sado de verdad, nada de esas mariconadas de irse a un centro comercial un martes por la mañana. Nosotros si vamos, vamos en vacaciones cuando esta el lugar a reventar, somos así de cojonudos.

wuai gente 2

wuai gente

foto wuai2

Por suerte para nuestra estabilidad mental compramos 4 cosas y nos quedamos con lo más valioso, que es la experiencia. Ahora ya sabéis que Cortilandia en Navidad es un juego de niños comparado con algunas cosas que hay por el mundo ;).

En el próximo post…Dios dirá XD

Aquí si que saben a quien adorar

China es un país basado en la cultura antigua que adora a sus dioses y personajes legendarios y que se despierta cantando odas a sus héroes de guerra. Por tanto, no es de extrañar que según salgas de un centro comercial te encuentres esta estatua.

SAMSUNG

Nótese el tamaño de los paraguas para hacerse una idea de la escala. La verdad que, puestos a adorar personajes imaginarios, siempre mejor Optimus Prime que al menos puede llevarte a casa convertido en camión.

Emperadores por un día

Lo malo de tener unos compañeros de clase majos es que terminas haciendo migas con ellos. Y todo el que haya pasado por eso sabe que, según un esquema starwarsiano, antes o después pasa que las migas llevan a la amistad, la amistad a las reuniones sociales y las reuniones sociales a que te líen alguna. En nuestro caso esto se manifestó hace un par de días cuando, comiendo en un hotpot con los compañeros, tuvimos la siguiente conversación:

Compañero 1 -> Oye, ¿vosotros estáis casados?
Ipae -> No, no tenemos necesidad aún.
Compañero 2 -> ¿Y os casaréis en China?
Yo -> Si claro, y estáis todos invitados (ironía)
Compañero 3 -> Genial, pues podemos fingir que os hacemos una boda nosotros.
Yo -> O mejor dos (¿No habéis pillado la ironía?)
Compañero 2 -> Si, y podemos hacerlo en el Gugong (palacio imperial) este viernes.
Ipae -> (A mi) Oye, esto lo estarán diciendo de coña ¿no?
Yo -> (A Ipae) Empiezo a dudarlo.
Compañero 1 -> Estupendo, y les vestimos como emperadores que son 20元 cada uno.
Yo -> Esto…chavales….

Y en ese momento llegó el punto de no retorno en el que sabes que da igual lo que se diga, estás vendido. Ese viernes (uséase hoy) a las 11 estábamos en la universidad tomando el autobús de camino a nuestro casamiento.

El Gugong (故宫, Palacio imperial) es uno de los tantos palacios imperiales que tiene China y que, en resumen, es el hermano pequeño del que hay en Pekin (si no habéis ido ya sabéis lo que os toca). A los 10 minutos de entrar estos cabrones nuestro compañeros buscaron donde se podían alquilar los disfraces de emperadores y nos toco hacer el show. Ante cualquier tribunal diré que en las fotos que pongo a continuación estaba bajo los efectos de las drogas XD.

uzdraustasis miestas ir dar kazkas 024

uzdraustasis miestas ir dar kazkas 028

uzdraustasis miestas ir dar kazkas 029

arriba2

arriba

uzdraustasis miestas ir dar kazkas 037

arriba3

uzdraustasis miestas ir dar kazkas 043

Ser guiri en China hace que la gente se gire en la calle cuando pasas a su lado. Tener carácter abierto (véase español estandar) hace que flipen bastante. Vestirte de emperador y hacer performance de boda te catapulta directamente al estrellado. En el cuarto de hora que estuvimos disfrazados estimo que nos hicieron entre 15 millones y 2-veces-infinito de fotos. Hubo un momento que había tanta gente haciendonos fotos que les tuve que soltar “¿Todos vosotros sois compañeros míos de clase? Porque llevamos ya unas semanas y aún no os he visto”. El efecto fue que se descojonaron vivos pero no dejaron de hacernos fotos.

Y así señores es como tuve mi primera boda. Y yo que pensaba que lo haría disfrazado de hawaiano…

P.D. El collar iba con el disfraz, a mi que me registren.

Karaoke Time!

Las pelis americanas han hecho mucho daño. Uno se compra el billete de avión ilusionado con que al llegar a su nueva vida universitaria, se encontrará clases llenas de gente deseando ser tu colega, y luego llegas te encuentras que un 95% son mongoles y no tienes ningún modo de comunicarte con ellos. Bueno, es probable que esto no pase en todos lados y, de hecho, es probable que sólo pase en Hohhot (o Mongolia claro). En cualquier caso el resultado es que después de un año en Hohhot, conseguimos hacer amistas esencialmente con un francés, un togolés, una española (siendo la única entre 3 millones de habitantes mal se nos tenía que dar) y poca cosa más. Cualquiera que me conozca se preguntará ¿cómo narices has pasado un año sin hacer amigos tú que hablas hasta con las plantas? Pues se debe esencialmente a que a) no hablo mongol b) los mongoles no hablan más que mongol.

Por suerte, con el cambio de ciudad cambiamos de universidad y nos comía la pregunta ¿como serían los nuevos compañeros? La respuesta es “diametralmente opuestos”. Aquí hay varios factores para explicar este cambio:

1. No hay demasiados alumnos de ningún país concreto. Como ya conté en el post anterior, los que ganan son los coreanos pero no conforman ni el 40% de la clase.

2. Nos podemos comunicar. No sólo por el hecho de que algunos compañeros hablen inglés, sino porque el nivel de chino suple más que de sobra la comunicación. De hecho el idioma que usamos para hablar entre nosotros es el chino, independientemente de que compartamos otros idiomas.

3. Los coreanos y japoneses no son mongoles. Los primeros no tardan ni una hora en preguntarte cosas de tu país y tus costumbres. Que un coreano te diga “Hasta la victoria siempre” y sepa que lo dijo el Che o que diga “La economía de España e Italia están mal pero la de Alemania bien” ya te indica que su nivel de curiosidad es bastante alto. Para los que penséis que en todo el mundo saben que la economía de España va mal, solo deciros que aquí un gran porcentaje de gente no sabe ni que España es parte de Europa.

Tan es así que al segundo día nuestro compañero camboyano se levanto en mitad del descanso y soltó “¡compañeros! Este viernes cenamos juntos y luego salimos”. Así, sin preguntar ni pollas, como a mí me gusta. Y como era de esperar, el viernes, con puntualidad japonesa, estábamos todos en la puerta de la universidad rumbo a la cena.

La cena empezó con retraso por eso de ir 18 a un restaurante sin reservar antes. Lo bueno que sacamos fue ver como nuestra compañera china le echaba una bronca de cagarse patas abajo a la gerente, por mentirnos en el tiempo de espera. Después del viernes tengo claro que esta compi no se pone minifalda porque se le ven los pelos de los huevos. Poco después ya estábamos sentados ojeando que nos íbamos a pimplar.

SAMSUNG

SAMSUNG

SAMSUNG

Al minuto de sentarnos hicimos un pacto/juego que, si alguna vez estáis en esta situación de plurinacionalidad, os recomiendo que probéis. Por un lado, no puede haber dos nacionalidades consecutivas sentadas en la mesa, y por otro, todo aquel que use un idioma que no sea el chino paga un yuan. Os podéis imaginar que la amenaza de multa, pese a ser ridícula, daba lugar a un ejercicio de lenguaje impagable (eso y a muchas risas).

Un rato de papeo y risas después, acabamos la cena y nos preparamos para salir. Y, como era de esperar, salimos al lugar donde se sale en China (aparte de los pub/discoteca): Un KTV. Los KTV son probablemente el tipo de local más famoso de China y tiene pinta que de Corea del Sur. Son unos locales divididos en salas independientes con baño, mesas, sofá y una tele donde ponerte a cantar a tope con el karaoke. Además pagas un X (para valores pequeños de X) y te traen fruta y alcohol. Como le decía a un amigo, no hay que ser muy lince para ver que de eso a meter putas y droga hay un paso. Por eso son foco de conflicto cuando los quieren poner en Europa.

ktv3

ktv4

ktv5

ktv 1

ktv2

Reunidos y liberados, ya sólo quedaba partirse la garganta cantando y ponerse chuzo (los que bebieran).


De regreso a casa, Ipae y yo llevábamos una sonrisa que decía “Joder, qué de tiempo llevábamos sin reírnos tanto”. Aparte del buen rato que pasamos, yo personalmente aprendí ciertas cosas esa noche.

- Hay que viajar a Vietnam. Yo llevo años planeado un viaje de un mes Laos-Camboya-Vietnam. Después de que una compi vietnamita me enseñara dónde vivía, creo que van a ser 3 viajes de un mes. Aún no me ha pasado las fotos molonas pero estas no están del todo mal.

vietnam1

vietnam5

vietnam3

- Fuera de tu país eres un embajador. Si eres el único español, noruego o chiriquitistaní que conoce un extranjero tomará tus acciones como “normales” en tu país. Nosotros aún estamos explicando a la gente que el lituano que vieron bailando con una caja en la cabeza, después de escupiera una cerveza en el suelo, no representa a los lituanos y mucho menos a los europeos.

- Ir a un karaoke con coreanos implica inevitablemente bailar el Gangnam Style. Véase

- Ir a un karaoke con españoles implica inevitablemente bailar La Bamba.

- Te pueden privar del amor, de la vida, del derecho a voto pero nunca jamas se debería de privar a nadie de un par de colegas con los que cantar la mejor versión que ha existido, y existirá, del Final Countdown. Como se que sois una panda de incultos os la dejo para que os la aprendáis:

- Puedes correr, puedes esconderte, puedes sobrevivir a un apocalipsis zombie, pero nunca podrás evitar encontrar La Macarena.

- Y por último, y seguramente más importante, he aprendido que tenemos que estudiarnos las canciones en chino porque no puede ser que seamos los únicos que no pueden cantar a grito pelao lo bonita que es la mitad y el amor chino XD. Os dejo tres temazos en chino para que vayáis practicando.



Nuestros niños adoptados

Llegar de nuevas a una ciudad china siempre es una aventura y dentro de esa aventura siempre hay un capítulo en negrita y subrayado que se llama comer. Como siempre, esto en cualquier lado es trivial pero aquí no. Nosotros tuvimos la suerte de que en el primer paseo de reconocimiento del vecindario encontramos una calle llena de “restaurantes”. El entrecomillado es porque hay sitios en los que se puede comer pero mi religión me impide llamarlos de ese modo. Entre los sitios que hemos visitado dentro de esa calle se encuentra mi restaurante favorito del vecindario. Llamémoslo lanzhoués.

Lanzhou es la capital de la provincia de Gansu. Tengo entendido que es fea de pelotas pero, viendo como son los restaurantes de Lanzhou que hay aquí, se tiene que comer de lujo. Como pasa con Xinjiang y parte de Mongolia Interior, la provincia de Gansu parece tener mucha influencia árabe. Empieza a ser una constante el que los restaurantes donde mejor como en China sean musulmanes. Por cierto, si algún musulmán lee esto en chino halal se escribe 清真, para que no os den cerdo por liebre. Ahora, ¿por que me gusta tanto este lugar? Esencialmente por 3 cosas.

1) Precio. Hoy por ejemplo hemos comido los dos hasta reventar y hemos pagado 32元 bebida incluida (unos 2€ cada uno).

2) Comida. Además de los omnipresentes pinchos de cordero (羊肉串) tienen platos como fideos+patata+carne+picante que las pasas canutas para acabártelo o DaPanJi (大盘鸡, literalmente ‘gran plato de pollo’) que es, como su nombre indica un plataco de pollo con patatas, pimiento y especias.

IMG-20130219-WA0000

A todo esto, los restaurantes de Lanzhou son famosos por los fideos hechos a mano (拉面) que están para morirse del placer.

3) Nuestros niños. En China los niños no son muy dados a sonreír. Lo hacen, pero si lo comparas con cualquier niño español te preguntarías por qué están siempre tan tristes. Así pasa que cuando encuentras alguno cuya curiosidad por ver un guiri vence a su miedo a que te lo comas vivo terminas pasándotelo pipa con ellos (y ellos más). Los que os pongo ahora son los dos niños (niño y niña) que está siempre en el restaurante y que, después de 3-4 visitas, terminaron jugando con nosotros.

IMG-20130223-WA0001

Los nombres por los que nos llama la niña, ayi (阿姨) y shushu (叔叔), significan tío y tía. La primera vez que nos lo llamaron yo me meaba de la risa.

P.D. Si el vídeo se ve mal, como me ha pasado a mi, cambiad la calidad a 480p.

Comienzo del curso

Después de una larga temporada vacacional china, que casi nos hace volvernos locos, este lunes pasado empezamos las clases. Al contrario de lo que nos paso en Hohhot, en está universidad si teníamos que hacer un examen de nivel para ver en que clase nos ponían. Unos quince días antes del examen y en vistas de que estábamos usando el chino escrito más bien poco, decidimos comprarnos un par de libros de texto y repasar un poco. Por cierto, los libros (estos) están bastante bien. Preparados para el asunto solo nos quedaba la nada fácil tarea de madrugar el día del examen después de varias semanas levantándonos cuando tocaba comer.

Llegamos al examen con unas ojeras tamaño XXL y allí nos encontramos más guiris (entiéndase no asiáticos) que en un año entero en Hohhot. La prueba consistía en una prueba escrita y una oral (no preocuparse, no contenía sexo). Al acabar la prueba oral te orientaban sobre en que clase podrías encajar siempre en función de como te hubiera salido el escrito. En nuestro caso nos dijeron que encajaríamos en un nivel B o C (bueno, a Ipae la dijeron B y a mi B/C pero como escribo el post yo no queda bien contar que ella es más lista).

Aquí toca poner un poco de perspectiva. En Hohhot los cursos se dividían en 4 grupos de dos semestres (iniciante, bajo medio y alto). Es decir, consideran que necesitas 4 años para llegar al nivel superior. Si lo divides en 8 semestres nosotros el segundo lo pasamos estudiando asignaturas del 2 y el 3 (además de guapos somos listos). La división en Shenyang es algo diferente, aquí las clases van del A (más alto) al F (más bajo). Teniendo en cuenta esto, el que nos sugiriesen ir a la clase B era un flipe ya que suponía un salto de un par de años. Por suerte aun quedaba que corrigiesen nuestro examen escrito y vieran que eso del B nos iba un poco grande. A las 4 de la tarde de ese día, hora a la que colgaban los resultados, nos plantamos a ver que letra nos tocaba. Después de rebuscar y rebuscar nuestros nombres terminamos encontrando esto:

SAMSUNG

Los dos últimos nombres, 悟空 y 伊莎贝拉, son los nuestros. Por alguna razón que nadie entiende el examen escrito, del cual reconozco que alguna pregunta la respondí tirando un dado de 6, lo habíamos clavado. Todo esto lo cuento porque

a) Me mola vacilar que no veas.
b) Explica porque nuestras clases son como son.
c) Explica porque nuestros compañeros son como son.

SAMSUNG

La primera novedad que hemos tenido de cara a las clases es que salvo la clase de 口语 (speaking) el resto son nuevas. Tenemos 精读 (lectura intensiva), 视听说 (ver pelis y similar), 写作 (escritura), 中国文化 (cultura china) y 报刊 (leer periódicos). La segunda es que el nivel de atención que requieren las asignaturas es infinito, basta desconectar un minuto para que cuando vuelvas al mundo terrenal no tengas ni idea de sobre que leñes versa la clase. En todas las clases somos de la parte low-cost del grupo pero la de cultura china ya es surrealista. Que usen vocabulario raro en alguna asignatura te descoloca pero que te pregunten el nombre de no se que poeta o que en que dinastía reinaba el rey pepito os podéis imaginar que está a años luz de nuestro conocimientos. Por cierto, hablando de vocabulario, la asignatura de leer periódicos tiene un vocabulario la mar de diver

SAMSUNG

Algunas de las palabras ya no me las se ni en ingles…

Si el nivel de las clases es incomparable al que teníamos en Hohhot lo de los compañeros ya es de traca. Nuestra clase la forman

> Unos 5 coreanos + 4 japoneses que llevan de media 3 años estudiando chino. Además 1 año de estudio coreano o japones equivale a 3 años españoles por lo menos .
> Dos mongolas y un lituano becados que es el segundo año que hacen el curso del A (wtf?).
> Un coreano que hizo la escuela primaria y secundaria aquí y que no le vale con hablar chino sino que además lo hace con acento.
> Una china. Sí, una china. Una chica que sus dos padres son chinos pero que nació (o se fue recién nacida, no lo tengo muy claro) en Ucrania y paso 12 años allí.
> Una vietnamita que además del curso de lengua se esta haciendo la carrera de comercio en chino.
> Un camboyano que no se cuanto lleva aprendiendo chino pero te cagas patas abajo del nivel que tiene.
> Una búlgara con de 21 añitos que no le vale con hablar bulgaro, ingles, chino y ruso que también estudio 4 años español (menos mal que este le habla regulero). Además estudia la carrera de sinología (debe ser que en Bulgaria existe).
> Otro coreano que estudia cultura china. Así pasa que cuando la profesora pregunta por un poeta el tipo se sabe los poemas. Un alucine.
> Un par de rusas que vienen y van.

Ahora las dos preguntas obvias son “¿que coñes hace la mitad de esa gente estudiando chino?” y ¿que coñes hacéis vosotros entre ese elenco de artistas?”. Sintiéndolo mucho, no tengo respuestas para ninguna de las dos. Yo lo único que se es que el miércoles tuvimos una discusión sobre las maneras en las que podías contraer sida y era como ver crónicas marcianas en sus últimos días.

Eso sí, nosotros de espectadores.

En el siguiente post contaremos nuestra experiencia en un KTV con coreanos. Aguanten sin nosotros!