Los guanxis son los guanxis.

Un día hablando con el murciano sobre China me dijo una frase que define este país de una manera brutal: “En China no existen las leyes, existen los guanxis”. Los guanxis (关系/ pronunciado “cuanxis”) son la versión para papas de lo que nosotros conocemos como “tener enchufe”. Quizá uno se ponga a buscar en el diccionario y encuentre que 关系 lo traducen por “contactos” pero, para ser sinceros, esta definición se deja por el camino lo que significan realmente los guanxis. Esta tan metido en la estructura de la sociedad china que no se puede concebir una manera diferente de funcionar. Aquí puedes conducir borracho a 200km/h en dirección contrario y con un cadaver en el maletero que, si conoces a guanxi adecuado, no pasa ni media. Por el lado opuesto, si estas en China y no generas guanxis rápido es probable que todo te sea enoooormemente difícil. La buena noticia para los occidentales es que, para los chinos, todos tenemos cara de tener pasta. Esto, que cuando eres turista genera tantos problemas, es una gran ventaja en China donde todo el mundo quiere ser guanxi del tío que tiene pasta. Para que veáis como funcionan los guanxis os cuento una de las dos mil situaciones en las que los guanxis nos han sido vitales.


Pueda parecer del último post en el que hablamos de gestiones que todo estaba finiquitado. Ojala. Lo cierto es que después de firmar el contrato tuvimos una peregrinación universidad-comisaría de al menos 10 paseos. Cada paseo implicaba sellos, papeles, firmas y un tinglado cojonudo. De hecho, para cuando acabamos, no habría menos de 25 documentos/persona. El caso es que, aproximadamente en el penúltimo paseo que hicimos a la comisaría, tocaba que mi casera firmara unos papeles por 4ª o 5ª vez. Todo iba sobre ruedas hasta que, nadie sabe porque, la casera leyó una clausula en uno de los documentos y dijo que no lo firmaba. Zas!!!. Nuestra amiga china, que es la que nos estaba ayudando y que siempre es más despreocupada que mis huevos, cambió su típica cara de “dont worry, be happy” por una de gravedad increíble. En ese momento no nos hizo falta saber chino, en sus ojos se leía “Si no firma, estáis fuera del país”. Preocupados como pocas veces, seguimos viendo como la situación se complicaba sin poder hacer nada. Lo siguiente que pasó fue bastante surrealista.

Apareció un jefe de policía con el que se supone que teníamos que hablar para que nos firmara cosas. Por H o por B nuestra amiga le cuenta, con la casera presente, que esta no se digna a firmar. El policía, que no nos conoce de nada, se convierte en superguerrero y le echa una bronca a la casera que, como mínimo, se tuvo que cambiar las bragas al volver a casa. La casera con cara de “WTF” agacha la cabeza y firma. OOOEEEE!!Conseguido….woooong error!.

Nos faltaba aun que nos sellaran todos los documentos en la propia comisaría. Para ello teníamos que ir al despacho de una perra señorita que, no se sabe muy bien la razón, le caíamos mal. No es que fuera poco simpática, es que no dejo ni hablar a nuestra amiga ni se digno a mirar los documentos. Cuando nos echo a gritos del despacho le preguntamos a nuestra compi china y lo único que nos dijo fue “very bad woman”. Parece ser que hay gilipollas en todos los lados. Estábamos follados ya que nuestra visa (que caducaba dos días después) dependía de esos sellos. En ese instante fuimos testigos de lo importantes que eran los guanxis.

Nos fuimos con nuestra amiga a buscar a su marido (mi maestro de hecho) y explicarle la movida. Este pillo el teléfono y cuatro llamadas más tarde estábamos enfrente de la comisaria con el jefazo y ex-alumno de mi maestro diciéndonos 没问题!没问题! (no hay problema!). Llamo a no se quien que apareció, nos sello 15 papeles sin preguntar y sin mirar y se fue. Toda una puta mañana para dos firmas y 15 sellos que habrían costado dos llamadas y una patada en la boca a mi casera. Yo debía de tener cara de estar flipando porque mi amiga me miro risueña y me dijo “¿ves como no hay que preocuparse?, con guanxis todo es muy fácil!”. Después de una mañana de nervios infinita esa frase me hizo reir por no llorar. Lo mejor fue que, para rematar la jugada me suelta

Amiga China: ¿Porque no te sacas el carnet en China?
Yo: Porque…¿no se chino?
Amiga China: Ah! No te preocupes! Yo tengo un guanxi que te sopla las respuestas en el examen!

Sin duda, la vida con guanxis puede ser maravillosa!

P.D. Sorry por el post sin fotos, prometo compensar!!!

Anuncios

2 pensamientos en “Los guanxis son los guanxis.

  1. Gorker dice:

    Me ha encantado, ya que muestras una parte de la vida en China que no se aprecia al ir de turista. Muy buena y espero que hagas un cojos de guanchos de esos para cuando vayamos a veros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s