Lost in translation

Mientras preparo el post sobre nuestro viaje a Xi’an -que debería de haber escrito hace dos semanas- e Ipae escribe el suyo sobre como nos colamos en una fiesta por ser guiris, los acontecimientos me obligan a escribir uno intermedio.

Vivir en un país donde no dominas el idioma es una putada. Si además le sumas que no compartes el alfabeto entonces los problemas se duplican. A nosotros estos 8 meses nos han ido pasando anécdotas variadas que seguramente serán contadas en una mesa con amigos, sin embargo, según ha pasado el tiempo y nuestro chino ha ido haciéndose más potable los problemas básicos han ido desapareciendo dejando paso a una nueva fase. Esta nueva fase la denominamos “Yo creo que esto significa…”.

En esta fase somos capaces de enterarnos de entre el 10% y el 70% de las cosas que leemos con lo que la probabilidad de cagarla se mueve en ordenes inversos a esos. Los dos ejemplos que pongo a continuación dan una idea de como mola jugar a la ruleta rusa.

Sigue leyendo

Anuncios