Buscando el genio de Aladin.

Este lunes fue la inaguración de un negocio de un amigo-de-amigo. El tipo, además de tener edificios y negocios around de city y tener pinta de ser más mafioso que Al Capone, es musulmán. Los musulmanes de aquí son de ese tipo de musulmanes que durante el Ramadan comen, beben y follan se relacionan sin ningún tipo de problema moral. El hombre pensó que la mejor manera de hacerse una oficina era construirse un edificio árabe en el centro de la ciudad que de paso tenga spa, centro de masajes, salón de comidas etc. En resumidas cuentas, el lunes había comida for free y el ser guiri me daba licencia para ir. Ipae tenía un cumpleaños así que tuve que hacer un vídeo para inmortalizar el momento. A disfrutar

En tu fiesta me colé

“Allí me colé y en tu fiesta me planté, Coca-cola para todos y algo de comer. Mucha niña mona pero ninguna sola, luces de colores, lo pasaré bien…”

¿Quién no conoce esa canción? Pues describe a la perfección lo que nos sucedió el otro día por la noche…

Hace unos días, como de costumbre, decidimos a ir a una cafetería muy chula que hay en nuestro edificio para tomarnos un algo y, de paso, cenar. Al llegar a la puerta nos percatamos de que estaba más iluminado de lo habitual y tenían guirnaldas y adornos por todas partes.

No le dimos mucha importancia, así que entramos y nos dispusimos a sentarnos cuando…Una de las camareras nos abordó y nos dijo que, por favor, firmáramos en la pared por su primer aniversario y, acto seguido, nos dio una especia de papeleta muy mona con el nombre de dos bebidas escritas, ¡ah! que es su primer aniversario y están invitado a una consumición, a modo de celebración, pensamos, qué bien. Aún así, buscamos el sofá de siempre para sentarnos y tomarnos un café tranquilamente, pero, para nuestra sorpresa, no había nada allí…


La misma camarera nos dijo muy amablemente que subiéramos al segundo piso y nos sentáramos mientras venían a atendernos. En esos momentos escuchamos como unas personas detrás de la barra, más arreglados de lo normal, preguntaban que quién narices éramos nosotros…y la amable camarera, de repente, se dio la vuelta y nos indicó que, por favor, subiéramos al segundo piso (de una vez…debió pensar). No sabemos qué es lo que hablaron y qué era aquello, pero de repente empezamos a atar cabos…
El local estaba lleno de hombres elegantemente vestidos e incluso trajeados, chicas con ropa de fiesta y con un aire poco Huhotense, esa clase de gente que no ves por la calle y tan poco describe a esta ciudad, supusimos que se trataba de la Jet Set del lugar y que debían de estar invitados al evento que se celebraba allí esa noche, al cual, no estábamos invitados. Nos habíamos colado en la fiesta de alguien con todo el descaro del mundo.

Sentados en la mesa empezamos a flipar un poco y a pensar en qué narices hacíamos allí, hacía rato que nos habíamos sentado y nadie venía a explicarnos qué pasaba realmente, nosotros sólo queríamos un batido o un café, pero aquella noche, parecía imposible conseguirlo. Estábamos a punto de irnos cuando, de repente, la camarera de siempre se acercó y nos explicó qué es lo que se estaba cociendo allí: Era el primer aniversario del local, una fiesta privada con los amigos/clientes más cercanos, catering, bebidas y todo lo que se quisiera y además, una rifa con productos típicos del local como café de Colombia, vino australiano y demás chorradas que les gustan a los esnobs de aquí, y nada, ahí estábamos, en medio del cotarro. Le dijimos que no lo sabíamos, así que nos iríamos, pero tanto ella como la dueña insistieron en que siempre unos amigos extranjeros son bien recibidos por allí, y como nos habían visto varias veces allí, éramos unos invitados más. Nos quedamos de piedra ya que acto seguido vinieron con la carta de bebidas y nos trajeron, por la cara, uno de los cafés más caros que tenían: café de Colombia, que normalmente un vaso suele costar 64 Yuanes (unos 7€ al cambio) así que flipamos un poco. ¿De verdad era gratis o nos pegarían el sablazo al salir?

Al rato subió la jefa y aunque nosotros aún estábamos muertos de vergüenza por todo aquello, nos dijo que era el momento de bajar a la planta de abajo a divertirse, que habría un chico tocando la guitarra y cantando y tal, una rifa y comida y vino tinto para todos. La verdad que era una fiesta en toda regla y, al final, pensamos que lo mejor era disfrutarla como se debía.

Bajamos, escuchamos a un chaval chino tocar la guitarra bastante bien, comimos tarta de queso con queso chino/mongol (rara pero rica) y mogollón de mermelada, bebimos vino tinto chileno (lo mejor que he bebido por aquí) y charlamos con los dueños e invitados reales de la fiesta.


Estuvo bastante bien, ya que, para bien o para mal, los guiris somos bien recibidos en todas partes y despertamos mucha curiosidad por lo que los organizadores de la fiesta, después de todo, estaban encantados de que nos hubiéramos colado por allí…

Al final de todo, hicieron una rifa con las papeletas que comenté al principio, al final resultó que no eran la consumición que pensamos al principio, sino nuestras participaciones a dicha rifa. No nos tocó nada porque nos fuimos antes de que terminara, nos despedimos de todo fingiendo que teníamos mucho que estudiar (supongo que para un café a media tarde, ya habíamos tenido suficiente) y nos marchamos para casa.

Al salir nos dimos cuenta de que tenían un cartel en la puerta que decía “Fiesta de primer aniversario, os esperamos”, supongo que esto nos pasa por no leer…

¡Hasta la próxima aventura!

西班牙

Los conocimientos sobre el gigante asiático que, por lo general, tenemos los españoles se resumen en : amarillos + cosas baratas y de baja calidad + penes enanos. Esto, que podría parecer una falta de respeto a los pobres chinos, no os tiene que preocupar. Los chinos nos devuelven la moneda sabiendo mucho menos de nosotros que lo que nosotros sabemos de ellos. Llevando aquí ya 6 meses he tenido conversaciones y anécdotas de lo más variopintas con los locales sobre mi país. No solo los cambios culturales (que son infinitos y brutales) sino las cosas más simples que os podáis imaginar. Estos son algunas de las cosas que le pasa a un español viviendo en estos lares:

你是美国人吧? (Eres americano ¿verdad?): Para los chinos existen tres tipos de países, los competidores que vienen siendo USA y en menor medida Rusia y Japón, los que creen que antes o después les pertenecerán como viene siendo casi todos los dfsfdsfsdfsd-stan (e.g. Kirguistan), Laos, Camboya, Vietnam, Tailandia y Taiwan y por último los que no saben que hacen en el mundo ni les importa que viene siendo el resto. Siendo así cada vez que hablo con un chino que me aborda (uséase, tres veces al día) hay un 90% de probabilidad que me diga 你是美国人吧?. Creo que aprendí a decir antes “No soy americano” que “Por favor, ¿el baño?”. Hay un número limitado de veces en el que te dicen ¿eres ruso? lo cual ya te desarma por completo.

西班牙 (España): Claro, una vez que ya les has dicho que no eres americano viene la siguiente pregunta ¿de donde eres?. Aquí es donde el show comienza. Tu les dices 西班牙 y ellos hacen un esfuerzo acojonante por recopilar toda la información que recuerden para soltarla en los 2 minutos que va a durar la conversación. Por suerte vengo de España y no de cualquier otro lugar europeo así que siempre tienen un comodín 足球! (futbol). Dos eurocopas y un mundial han conseguido darnos toda la fama que no han conseguido el resto de nuestros logros (festival del humor XD). A veces hay alguno que profundiza más y te dice 公牛 (toros). Y para de contar.

¿Donde está y que se habla?: Si por un casual la conversación se alarga, es decir si no has conseguido encontrar una huida rápida, es probable que empiecen a preguntarte por tu país. Para los chinos somos tan exóticos como lo son ellos para nosotros así que puedes decirles que comemos rocas y se lo creerán sin problema. Lo más común es que te pregunten una de dos o ¿donde esta España? o ¿que idioma se habla?. La primera es hiriente pero es natural. Hace 500 años que no hacemos nada espectacular así que no esperemos grandes cosas. Lo chungo viene cuando el propio chino te intenta convencer de que España esta al lado de USA y le tienes que amenazar con la castración para que rectifique. La segunda pregunta más allá de ser hiriente o no te da una idea de lo mal que nos hemos vendido. Nuestro idioma esta en casi todos los ranking entre los 3 primeros por número de hablantes y aún así hay sitios como este donde no saben de donde proviene. Todo hay que decirlo, también hace mucho el cortomentismo chino dado que el idioma español en chino se dice 西班牙语 que viene siendo españa+idioma pero eso es otro cantar. Una anécdota curiosa me sucedió hace unas semanas cuando una amiga china me dijo que había una canción española que sonaba en una serie china y que le gustaba mucho. La canción, que no había escuchado en mi vida, resulto ser esta

Si os molan las emociones fuertes intentad explicarle a un chino que son españoles los del vídeo pero que eso no es español. Sobretodo porque luego os tocara explicarles que en España hay 4 idiomas y entonces entraran en cortocircuito. Yo a mitad de la conversación desistí.

¿La capital no es Paris?: Esta si es cierto que solo me la han dicho un par de veces. Al menos solo se equivocan por unos 1300km. Más o menos lo mismo que cuando alguien dice que la capital de China es Shanghai, que tampoco son pocos lo que lo hacen. En este caso también tengo una anécdota buenísima con otra china:

chinorris: Me gustaría ir a Madrid.
yo: ¿Y eso?
chinorris: Porque es muy bonito.
yo: ¿Y como lo sabes?
chinorris: Porque lo he visto en un vídeoclip chino.
yo: ¿Comoor? ¿Cual?
chinorris: Este

Madeli

Os recomiendo dedicar los próximos 3 minutos a ver el vídeo. 马德里不思议 significa algo así como Madrid es increíble. Y ciertamente tiene que serlo porque después de 27 años viviendo allí nunca había visto esos barrios. Tenemos más inmigración de Europa central de la que recordaba XD.

Así que si seguís pensando en los chinos como amarillos + cosas baratas y de baja calidad + penes enanos no os sintáis mal, ellos no saben mucho más de nosotros y además las tres son ciertas ;).

Tianjin o como viajar con chinos y no morir en el intento.

La semana pasada tuvieron lugar nuestras primeras vacaciones reales en China. Digo reales porque aquí si les da por hacer fiesta un lunes te ponen clase el sábado para compensar. Nos hubiera gustado usarlas para viajar a algún destino exótico de esos que anuncia la tele china pero por suerte o por desgracia las teníamos prometidas a nuestros compis chinos. De hecho, la primera cosa que nos dijeron según llegamos fue: “La primera semana de mayo hay un evento de Shuai Jiao y estáis invitados”. Léase obligados a ir. En principio la cosa no tenía porque pintar del todo mal salvo por el pequeño detalle de pasar una semana viajando con chinos. La cosa fue más o menos así…

Para los que no sepan que es el Shuai Jiao (摔跤), el Shuai Jiao es un arte marcial chino parecido al Judo y, dependiendo de quien te cuente la historia, se supone que fue el origen de, entre otros, el Judo, el Jiu-Jitsu y el Taekwondo.

Sabado 8:00. Con legañas como caballos esperamos a la llegada de nuestros amigos chinos los cuales llevan más de una hora de retraso. Es lógico, a esas horas hay mucho trafico y ellos viven a…500 metros de nosotros. Por fin aparecen y traen una sorpresa, un viajante extra. Al parecer la noche anterior alguien les llamó y les encasqueto a su nieto. Bueno, 5 en un coche para 400km no era lo más incomodo que había vivido la verdad. Nos comemos una hora hasta salir de Hohhot y según pisamos carretera vemos esto:

Sigue leyendo

La importancia de ser guiris.

En la semana (aprox.) que vivimos en el hotel, hasta que conseguimos casa, nuestra vida consistía en ver que nos deparaban los acontecimientos ya que, por aquel entonces, no sabíamos movernos mucho y vivíamos dependientes de nuestros compis chinos. Esto puede parecer que implica aburrimiento o falta de anécdotas pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, siendo extranjeros, puedes dormir tranquilo (o no) sabiendo que algo te va a pasar al día siguiente merecedero de ser contado.  Aquí van dos cenas anecdóticas que nos ocurrieron esos días.

La primera fue un día que, como prácticamente todos esa semana, nos llamaron nuestros amigos chinos para ir a cenar. Nos dijeron que venía un primo suyo desde Nanjing, cosa que no era rara ya que casi todos los días venía alguien nuevo para comer con los laowais (guiris en chino). La cosa empezó a salirse de lo común cuando llegamos al restaurante. Lejos de ser el típico restaurante de aquí (es decir, con más mierda que el rabo de una vaca) este tenía pinta de ser bastante más pijo. Desde los camareros/recepcionistas hasta la decoración eran de un nivel unos cuantos millones de escalones por encima de lo acostumbrado.  Cuando trajeron la comida (antes de que llegara nadie más, de hecho) terminamos de confirmar que no era un sitio estandar.


Al rato apareció el primo y un amigo que, a pesar de no hablar ni papa de ingles, eran unos tíos muy majetes. El tipo resulto ser un físico que al acabar empezó a currar en inspección de edificios y ahora , a sus 35 años, era socio en una empresa de construcción que hacía desde rascacielos a aeropuertos (ahí es ná). En la mesa faltaban aun un par de sillas por llenar y nos comía la curiosidad de saber quien las ocuparía.  Era curioso que solo nos hubieran dicho que comíamos con su primo (y un amigo) y luego faltaran otras dos personas. No pasaron ni 10 minutos cuando llegó un hombre con cara simpática y una chica (su hija) que era del molde “pija de alta alcurnia”. Del tipo de pija que coge las copas con el meñique levantado. La cena empezó y pronto se notaba que el último hombre en llegar era alguien importante. Principalmente porque, cuando un socio de una empresa constructora que además tiene 5 casas y 10 coches te habla como si fueras Dios, es que como mínimo, eres Dios. La curiosidad mató al gato y terminamos preguntando quien era. La respuesta clarificó todo: era un antiguo profesor de matemáticas de universidad que ahora era…senador!!!!. Ahí lo llevas, estábamos cenando con un senador por el simple hecho de no tener los ojos achinados. Para mayor deleite para mí tenía en la misma mesa a un físico y un matemático que eran los putos jefes y que encima les  impresionaba que yo estuviera haciendo un doctorado.

La segunda cena fue también anecdótica pero esta vez por diferentes razones. De nuevo cenábamos con su primo que, como le habíamos parecido majos, nos invitaba a una cena-reunión de amigos. La cena tenía a amigos y compañeros de trabajo de Hohhot, Beijing, Nanjing…y nosotros. El sitio en sí era una pasada. Un restaurante mongol con un teatro dentro en el que, deducíamos, se podían ver espectáculos mientras se cenabas.

Deducimos porque nosotros estábamos en una sala privada en una mesa redonda como para unas 15 personas. Aparte de la cena, que tenía desde té mongol con leche y carne hasta frutas que no están en los libros españoles, lo anecdótico fue de la mano de las ceremonias con 蒙古王 (Mongu Wang/ Rey Mongol). Mongu Wang es un licor blanco con más grados que el sol y que aquí se lo beben como agua. Esto, sumado a la Jihad internacionalmente conocida de “Emborrachemos al extranjero!!!” hacen que, a veces, no sea tan recomendable ser guiri. Yo, que no bebo nada más alcohólico que la Coca Cola, perdí la cuenta de las veces que brindé. Para poner broche a la noche (y a los brindis) asistimos a la que bautizamos como “Ceremonia de chuzarse todo el mundo (al estilo mongol)”. Esta ceremonia consiste en poner a un grupo vestidos de mongoles auténticos cantando canciones mongolas (o como lo llamamos en España, gritar) y al final de cada canción le encasquetan una copa de Mongu Wang a un afortunado (y lo repiten 3 veces por victima)

La ceremonia se repite entre todos los presentes. El repertorio de las canciones se mueven entre “Gritos sobre caballos” y “Gritos sobre praderas” destacando “Gritos sobre cabras”. Al final, como buenos guiris, nos toco ser victimas de la ceremonia.

El hombre del final quiso fusionar nuestra amistad bebiéndonos medio mega-chupito cada uno. La cena acabó con muchos abrazos a los extranjeros (que como se bebían los chupitos ya eran como de la familia) y muchas invitaciones a diversas ciudades de China.

Tocara visitarles a todos cuando llegue el buen tiempo!!

En el siguiente post contamos como conseguimos casa. Palabrita del niño Jesus!!!